Sobre el Mecanismo de Donaciones Específico

Mecanismo de Donaciones Específico para Pueblos Indígenas y Comunidades Locales

Se estima que 1,3 mil millones de personas, casi un 20 % de la población mundial, depende de los bosques y productos forestales para su subsistencia. Los pueblos indígenas y comunidades locales dependientes de los bosques están entre los administradores más importantes del bosque. Darles más voz es una poderosa manera de proteger estos ecosistemas que desempeñen un papel fundamental en la mitigación de los efectos del cambio climático.

El Mecanismo de Donaciones Específico para Pueblos Indígenas y Comunidades Locales (MDE) es una iniciativa global que apoya la participación completa y eficaz de pueblos indígenas y comunidades locales en el esfuerzo internacional por reducir las emisiones de gas de efecto invernadero derivadas de la deforestación y de la degradación forestal y de promover la gestión forestal sostenible y las reservas de carbono forestal (REDD+). Creado en 2010 como mecanismo especial financiado por el Programa de Inversión Forestal (FIP) de los Fondos de Inversión en el Clima (FIC) e implementado por el Banco Mundial, el MDE destina 80 millones de USD directamente a las manos de pueblos que dependen de los bosques y simultáneamente los protegen.

Formado por 13 proyectos nacionales y un proyecto mundial de aprendizaje e intercambio de conocimientos, el MDE apoya, comparte y eleva a la política nacional y mundial prácticas de uso forestal sostenibles dirigidas por pueblos indígenas y comunidades locales. Suscita la colaboración con coordinadores de inversión del FIP, bancos de desarrollo multilateral (MDB) y otras partes interesadas para promover el diálogo, generar confianza y facilitar esfuerzos gestión forestal sostenible más amplios.

Más que el tamaño de su financiamiento, el MDE es realmente único por su diseño y gobierno encabezado por pueblos indígenas y comunidades locales a todos los niveles. Estos grupos son tanto los líderes como los beneficiarios de las actividades del MDE, garantizando así que la ayuda del MDE se rija por la demanda y se adapte a los intereses locales con el fin de afectar el cambio desde la tierra hacia arriba.

Trece proyectos nacionales para apoyar la acción climática de base

Los proyectos nacionales del MDE proporcionan donaciones y apoyo técnico directamente a las organizaciones de base de pueblos indígenas y comunidades locales en zonas específicas. Conforme a las metas del FIP, las intervenciones financiadas promueven la gestión forestal sostenible, la titulación de la tierra y los medios de subsistencia tradicionales que contribuyen a la mitigación y adaptación al cambio climático. En cada país, un Comité Directivo Nacional, integrado por representantes autoseleccionados de pueblos indígenas y comunidades locales, gobierna el MDE. Aprueba proyectos secundarios y designa una organización local cualificada que funge como Organismo Nacional de Ejecución para gestionar las actividades del MDE nacional.

Proyecto mundial para intercambiar conocimiento y lecciones más allá de las fronteras

Para ampliar el impacto y la sostenibilidad, el Proyecto mundial de aprendizaje e intercambio de conocimientos apoya la coordinación y el aprendizaje compartido entre los proyectos nacionales. El Proyecto Mundial proporciona además capacitación en política y temas técnicos a los representantes regionales de los pueblos indígenas y comunidades locales, fortaleciendo su voz en foros sobre el clima. Un Comité Directivo Internacional, integrado por los miembros de los Comités Directivos Nacionales, rige el programa mundial y proporciona liderazgo político e intelectual al MDE. En 2013, tras un proceso competitivo, seleccionó a Conservación Internacional como Organismo Internacional de Ejecución para que gestionara el proyecto mundial y fungiera como la secretaría del MDE Mundial.

Un modelo nuevo de financiamiento climático

Los representantes de los pueblos indígenas y comunidades locales dirigen todos los aspectos del MDE por medio de los Comités Directivos Nacionales e Internacionales, y reciben el apoyo de los organismos de ejecución con énfasis en la responsabilidad, la transparencia y la eficacia. El FIP y el Banco Mundial no cumplen ningún papel en cuanto a toma de decisiones, pero fungen como observadores en las reuniones del Comité, y el Banco Mundial presta servicios de supervisión técnica, fiduciaria e institucional general al MDE a nivel mundial y nacional. A través de su diseño único, el MDE tiene como objetivo establecer el reconocimiento de los pueblos indígenas y comunidades locales como líderes eficaces en el esfuerzo para reducir la deforestación y la degradación de los bosques, cuya participación constante en políticas y proyectos climáticos es necesaria para obtener resultados satisfactorios.

FINANCIAMIENTO DEL MDE: 80,0 MILLONES DE USD

Proyecto mundial de aprendizaje e intercambio de conocimientos
- 8,0 millones de USD asignados
- 5,0 millones de USD aprobados

MDE de Brasil
- 6,5 millones de USD aprobados

Burkina Faso
- 4,5 millones de USD aprobados

Costa de Marfil
- 4,5 millones de USD asignados

República Democrática del Congo
- 6,0 millones de USD aprobados

Ecuador
- 4,5 millones de USD asignados

Ghana
- 5,5 millones de USD aprobados

Guatemala
- 4,5 millones de USD asignados

Indonesia
- 6,5 millones de USD aprobados

RDP Lao
- 4,5 millones de USD asignados
- Proyecto cancelado en octubre de 2017

México
- 6,0 millones de USD aprobados

Mozambique
- 4,5 millones de USD aprobados

Nepal
- 4,5 millones de USD asignados

Perú
- 5,5 millones de USD aprobados

República del Congo
- 4,5 millones de USD asignados